MARI Y EL AKELARRE MALDITO

MYTHOLOGICAL REAL GAME

Historia del juego

Mari, madre de brujas, quiere celebrar con todas sus súbditas, las brujas del Bidasoa, un akelarre para determinar cómo será el próximo solsticio de verano, En dicho akelarre se harán sacrificios humanos y deberán ser jóvenes y puros.

Dicho akelarre, tuvo lugar en los lindes de Ibarla, donde la cascada rompe contra las piedras húmedas y gastadas por el paso del tiempo. El akelarre fue interrumpido por extrañas fuerzas malignas que, ningún asistente lograba entender.

La reunión estaba siendo vigilada desde lo alto de un peñón por Basajaun, un habitante del bosque. Él fue el único que vio todo lo que pasó y explicó a las brujas que la fuerza extraña demoniaca era ni más ni menos que Mikelatz, el hijo maligno de Mari.

El akelarre salió mal ya que las almas puras de los sacrificados andan vagando por las calles de Irún sin rumbo fijo. Hay que tener mucho cuidado con ellas, ya que por culpa de Mikelatz se han convertido en malvadas y feroces almas en pena, sedientas de sangre y carne humana. Sabemos qué es una maldición que fue forjada en lo más profundo del averno.

Lo que Mikelatz no sabe es que aquí, en Euskadi, las fuerzas espirituales, nuestra mitología, Atarrabi, hijo benévolo de Mari, y los 4 elementos nos ayudarán a conseguir que el conjuro del akelarre se lleve a cabo y de esa forma las almas vagantes puedan ir tranquilas y en paz. Hay un problema muy importante; Mari ha desaparecido huyendo al monte.

La última vez que Basajaun la vio estaba sobrevolando Peñas de Aia montada sobre su carromato de fuego, en busca de un nuevo séquito de brujas que le ayuden a completar lo iniciado. Según nos contó Atarrabi, deberíamos crear una poción elaborada con estos 4 elementos: tierra, agua, aire y fuego. Esta noche, será nuestro cometido.

Encontrar esos elementos, “ingredientes” para que, todo vuelva a la normalidad y poder descansar tranquilos. Tendremos que enfrentarnos a pruebas terroríficas y de gran dificultad, creadas solo para osados y gente sin pudores ni miedos, solo los más valientes y rápidos podrán sobrevivir y conseguir lo que buscamos.

Recordad que:

En la obscuridad de la noche, encontraremos las cenizas del mal.

 

DosCosas que tenemos que tener en cuenta.

 

1.- si encontráis alguna lamiak en vuestro camino, está en vuestras manos acercaros o no. Ellas son peculiares y tal y como les tratéis, ellas os tratarán a vosotros. ¡Ojo!! No tienen piedad.

2.- las almas en pena estarán vagando sin rumbo por las calles, evitarlas y no pasará nada, pero si os ven o escuchan, irán a por vosotros sin miramientos os cogerán, matarán y pasareis a ser una de ellas.